jueves, 22 de septiembre de 2016

ENTREVISTA CON OLIVIER MOON



¿Conocéis al autor Olivier Moon?, seguro que le habéis visto mucho por redes sociales.
¿Os apetece acercaros un poquito más a él, y saber cómo empezó en este mundo?, os diré, que le encanta el dulce, los animales es algo tímido en distancias cortas, muy muy alocado y un encanto de persona.





                           
                           




¿En qué momento supiste que deseabas comenzar a escribir?
Que comenzara a escribir no fue planeado, ni deseado. Nunca pensé en hacerlo. Surgió una tarde aburrida en la de disponía de un tiempo libre. ¿Cuándo supe que deseaba seguir escribiendo? Fue en el momento en que terminé la primera libreta de mi primera historia. Necesitaba más, muchas más. Había encontrado la fórmula de mi felicidad. Siempre he sido un chico muy soñador e imaginativo; en aquél momento descubrí por qué. Debía rellenar libretas con mis películas mentales.

¿Qué sientes cuando escribes?
Para empezar, me evado del mundo y me transporto a otro. Es como si viviese otras vidas. Siento que me desahogo y vacío por dentro.

Qué opinas sobre las redes sociales, con el vínculo que crea entre autor y lector, ¿piensas que pueden llegar a ser un arma de doble filo?
Son un arma de doble filo, lo creo. Me gusta la posibilidad de conocer a otros autores/as y lectores/as, saber qué piensan de mis novelas tan directamente, poder comentarlas y recomendarlas en primera línea, incluso poder hacer amistad. Luego existe la cara B; el riesgo de que, al exponerte tanto, puedas caer mal y eso arrastre tus ventas/lecturas/interés. Lo he visto. Comentarios desafortunados o malos entendidos que te convierten en objetivo. Aun así, creo que tienen más cosas buenas que malas.

¿En qué momento y como, surge Romance Extremo?
Surge durante las fechas navideñas del 2013 al 14. Ya sabes, las musas vuelven a casa por Navidad (risas). Acababa de leer una novela, no recuerdo cuál, y pensé que debía escribir una donde la rica y acomodada fuera la protagonista y no el protagonista. Basta ya de tipos millonarios, pensé. Lo siguiente que pasó por mi cabeza fue: ¿y Victoria por qué es rica? La respuesta fue como un estallido gaseoso en mi cerebro. No la diré, para no hacer spoiler, pero quienes la hayan leído saben la trama que provocó ese golpe de inspiración. Enero fue exclusivo de Romance Extremo, pero después tuve que hacer parón y acabar la que tenía pendiente (Amber 1). La retomé en verano y varias lectoras/amigas me convencieron para que la presentara al concurso de autores indies. Apenas quedaba mes y medio de plazo, y me faltaba más de la mitad. No sé cómo lo logré, la verdad. Es una novela muy especial para mí porque, aparte de todo lo bueno que me ha brindado, con ella arriesgué y me salió bien.

¿Cómo comienzas a crear una historia?
Normalmente tiene que venirme la imagen de la historia, muchas de mis novelas son producto de sueños. Antes empezaba a escribir varias páginas para que no se perdiera y no es muy buena idea porque ahora tengo como 20 novelas empezadas (risas). En este sentido no soy organizado, ni hago planes o esquemas. Dejo que la historia vaya a su ritmo y fluya por donde quiera. Eso sí, siempre sé cómo quiero que acaben y eso es sagrado.

¿Tu mayor miedo?
Si hablamos de literatura, mi mayor miedo sería no poder seguir escribiendo. Piensa que lo hago constantemente, termino una y empiezo otra. No lo puedo evitar.
Tras la publicación de Romance Extremo quedé completamente exhausto. Toda la tensión acumulé para poder terminarla a tiempo, porque gustara, publicitando constantemente para ser el más vendido y el más comentado (por el concurso), los nervios por las críticas, el éxito que supuso para mí, el gran y, en algunos casos, abrumador reconocimiento… Quedé agotado psicológicamente y me fue imposible seguir con Amber 2. Pasé todo el 2015 sin poder escribir nada y no por falta de ganas. Escribí un par de relatos que supusieron una vida para mí y en esos momentos pensaba que ya estaba, que lo que había publicado era todo lo que podía dar, que no había más ni lo habría. Me vi incapaz de escribir una novela, me hundía en la miseria cada vez que veía Amber 2 y sentía rechazo. Fue una época muy jodida. A día de hoy sigo sin estar tan bien como cuando empecé. No poder transmitir lo que veo en mi cabeza, lo que sueño, es como cortarme las alas y encadenarme. Escribir hace que me sienta libre.

Tienes un blog, donde publicas capítulos de En Antena con Amber, háblanos de ellos.
La idea surgió leyendo a mi querida y talentosa compi Marissa Cazpri y su “Mi protegida” que publicaba en su blog. Me intrigó esa forma de publicación semanal y lo probé con En línea con Amber. Costó tiempo, pero tuvo una muy buena acogida. Como todo, también tiene su cara B: bloqueos horribles por falta de organización, por fechas límite, por no dejar a las lectoras a medias; que te roben y plagien las historias… Aun así, te digo lo mismo que las redes sociales, tienen más cosas buenas que malas: el apoyo de las lectoras, los bellos comentarios… Es una ventana abierta al mundo y es emocionante saber que te leen desde tantos países. Como fidelidad decidí publicar En antena con Amber de esta forma también: lectura gratuita. Y las lecturas han aumentado considerablemente.

¿Tu mayor logro hasta el momento?
Estoy muy orgulloso de todas las novelas y relatos que he escrito. Mi mayor logro diría que es Romance Extremo. Hay un antes y un después tras esta novela.

¿Nos puedes decir, si tienes algún próximo trabajo entre manos?
Como te dije antes, tengo muchos proyectos empezados. Al que le tengo especialmente ganas es a una obra que será mitad novela y mitad diario. Creo que la trama va a ser muy interesante y que gustará. Por supuesto, será romántica y con un buen toque dramático que tanto me gusta (risas)

¿Qué sentiste al poner fin, en un libro?
Sientes satisfacción, orgullo y mucha alegría y emoción. No solo con la primera, con todas. Aunque intuyo que cuando termine la saga de Amber lo primero que diré será algo así: ¡Joder, por fin! (risas)

Algo, sobre lo que nunca escribirías
Nunca escribiría sobre algo en lo que no creo y con esto no me refiero a fantasía o lo paranormal. Sé que no hay que decir nunca porque la vida da muchas vueltas, pero a día de hoy te puedo decir que en mis novelas nunca verás una infidelidad perdonada, por ejemplo.

¿Un perfume con el que te identifiques?
Soy de aromas dulzones, que no empalagosos. No podría decirte uno en concreto.

¿Te veremos próximamente en algún evento?
De momento iré al NORA de Santander en Mayo del año que viene, pero si surge alguno antes y me interesa, puede que vaya.

Que le dirías a los lectores, que dudan en leer tu libro.
Les diría que me den una oportunidad. Creo que soy bueno escribiendo y mis historias destacan por ser impredecibles.

¿De los 7 pecados capitales, cual serias?
Me decanto por la gula (risas)

¿Qué opinas sobre la piratería?
Que es el cáncer de la cultura y la está venciendo.

¿Crees que los blogs, son necesarios y útiles para los autores?
Lo creo. Tanto para autores como lectores. A mí, como auto-publicado, varios me han ayudado muchísimo.

¿Qué prefieres, editorial o auto publicar?
A día de hoy y tras mis malas experiencias con varias editoriales, me quedo con la auto publicación. Además, no me veo como autor de pertenecer a una editorial. Me gusta sentirme libre de hacer lo que yo quiera, cuando yo quiera y como yo quiera. No busco fama, no busco ir de presentación en presentación, no busco forrarme, no busco ser una marca. Estoy muy bien como estoy. Soy y seré autor auto-publicado y a mucha honra.

Un libro que te marco, ¿y por qué?
No sé si decir marcado sea la definición correcta, pero, Maravilloso desastre de Jamie McGuire lo leí 5 veces seguidas, ¡seguidas! Acababa y lo volvía a empezar. Dejando a un lado mi forma de ser obsesiva compulsiva, es una de las historias más perfectas que he leído, en mi opinión.

¿Qué sentimiento, te es más difícil transmitir en un libro, y por qué?
La tristeza, sin duda alguna. Es el sentimiento más difícil de transmitir con palabras y de hacer llegar al lector.

¿Una pasión oculta?
Cantar (risas). No puedo vivir sin música y me apasiona cantar. Eso sí, en privado y soledad. No veas los conciertos que me doy cuando voy conduciendo (risas). Mataría por tener una buena voz.

¿Podrías vivir sin chocolate?
Me gusta el chocolate, pero podría vivir sin él. Sin chucherías no (risas).

Escribir, ¿es una pasión o una necesidad?
Ambas. Me apasiona crear mundos, vidas e historias. Y necesito vaciar el hervidero que tengo en la cabeza, desahogarme.

¿Cómo te ves en diez años?
Viejo (risas). En diez años espero seguir escribiendo con el amor con que lo hago ahora.

¡Gracias por concederme esta entrevista, solo desearte mucha suerte!

Muchas gracias, Ainhoa!!!!!! Ha sido un verdadero placer. Un beso.

4 comentarios:

  1. Muy buena entrevista! No conocía a Olivier, ni sus obras, pero ahora ya están apuntadas a mi lista de pendientes.

    ResponderEliminar
  2. Que buena, sincera y bonita entrevista!! Me ha gustado muchísimo, no conocía a Olivier Moon aunque tengo Romance extremo en lista...q me voy a saltar xa leer en cuanto termine con la q estoy ahora mismo!! Gracias Ainhoa x acercarnos a este escritor!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado!!!! Ainhoa gracias x darnos esta gran entrevista y a mi compi por ser tan increíble. Os quiero!!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado!!!! Ainhoa gracias x darnos esta gran entrevista y a mi compi por ser tan increíble. Os quiero!!!

    ResponderEliminar